Repudio a las amenazas y la violencia en Moreno

  • A raíz del secuestro y agresión sufrida por la docente Corina De Bonis.
    In
    Sep 13, 2018
    El país sufre las consecuencias sociales, laborales y económicos que provocan las medidas que lleva adelante el gobierno nacional. La provincia de Buenos Aires no es excepción. El ajuste implementado en el área educativa sumado a la corrupción y la impericia de los responsables del área, fueron la causa de la muerte de dos trabajadores de la educación hace más de un mes, al explotar la escuela donde trabajaban, en la localidad de Moreno.

    Desde entonces se encuentran interrumpidas las clases y los establecimientos educativos públicos permanecen cerrados. A pesar de eso, en muchas escuelas y centros comunitarios siguen funcionando comedores y ollas que atienden a niños y adolescentes y sus familias.

    En uno de ellos, el CEC 801, en horas de la tarde del día 12 de septiembre, fue secuestrada por desconocidos una de las docentes, obligada a subir a un auto, golpeada y amenazada. Y antes de abandonarla en la calle, marcaron en su abdomen con un punzón la expresión “OLLAS NO”.

    En días previos habían aparecido pintadas anónimas que increpaban a los docentes para que “dejen de hacer política”, y volantes con amenazas explícitas que alertaban contra el funcionamiento de ollas y comedores.

    Es necesario que cese el contexto de violencia generado por el ajuste que afecta siempre y preferentemente a los trabajadores y a los que menos tienen. No podemos tolerar que la respuesta hacia los sectores más desfavorecidos de la sociedad sea el un Estado que solo ajusta y se muestra cada día más complaciente con la violencia de la desocupación, el hambre y la falta de respuesta de los organismos gubernamentales encargados de velar por el bienestar de la población.

    Sin una mirada social, sin una estrategia de desarrollo interior, sin tener en cuenta las necesidades de los trabajadores ocupados y desocupados, de los jubilados y pensionados, de los estudiantes y los profesores, de los científicos y los profesionales, de las pequeñas y medianas empresas, en definitiva, si el objetivo es sólo económico y no social, entonces habremos consagrado la desigualdad como norma y la injusticia como derecho.

    Nos solidarizamos con la compañera agredida, y con la lucha que viene llevando adelante la comunidad educativa de Moreno.

    Expresamos nuestro repudio al accionar de los que amenazan y ejercen violencia.

    Exigimos al gobiernos provincial y nacional es esclarecimiento de los hechos denunciados.


     
    Julio Piumato
    SECRETARÍA DE DDHH DE LA CGT RA

  • todos.jpg