CON LA UNIÓN, EL ACOSO SE SANCIONA

  • In
    Sep 25, 2020
    Este 21 de septiembre se dio cierre a un largo proceso iniciado en el año 2016 por nuestra organización gremial; mediante Res PER 687/2020 se SANCIONÓ con SUSPENSIÓN de 30 dias a la Dra. María de las Mercedes Soiza Reilly por los abusos y el maltrato laboral que infringió a los empleados y empleadas a su cargo cuando estuvo al frente de la fiscalía “ESMA” como Secretaria Ad Hoc.

    Refiere el resolutorio “Los comportamientos imputados a la doctora María de las Mercedes Soiza Reilly en este sumario, debidamente acreditados por la prueba recolectada, consisten en: manifestaciones caracterizadas por el maltrato y las faltas de respeto dirigidas contra agentes que trabajaron bajo sus órdenes en el equipo que llevó adelante el juicio ESMA (unificada), representantes sindicales e integrantes del grupo de trabajo del juicio “Plan Cóndor”; el desprecio hacia el trabajo de otros integrantes de este organismo; conductas manipuladoras; expresiones fuera de lugar y descalificaciones con entidad para afectar la autoestima y la seguridad personal de sus destinatarios.” “En efecto, generó un clima laboral hostil y, en algunos casos, la necesidad de abandonar la dependencia, todo ello repercutió en la eficiencia y en el actuar coordinado que debe poseer una oficina estatal que tiene a cargo una mega-causa.” “el maltrato y los agravios fueron constantes y su actitud fue duradera. Además, no se trató de un comportamiento repentino sino que fue en aumento en paralelo con su incremento de protagonismo en el juicio, lo que favoreció su naturalización y la incapacidad de reacción rápida de sus víctimas que toleraron injustificadamente hechos que dañaron su salud.”

    Si bien celebramos la sanción, consideramos que una persona como la Dra. Reilly no puede representar al Ministerio Público Fiscal porque ha demostrado que no reúne las cualidades éticas y profesionales necesarias. Esta persona, en pos de su defensa, demostró estar dispuesta a cualquier cosa: presionar a testigos, mentir a la opinión pública, manipular a organismos de Derechos Humanos y a las víctimas del Terrorismo de Estado y desprestigiar el trabajo de otros fiscales.

    Asimismo, la personalidad de la Dra. Reilly le impide tener gente a su cargo porque no reúne las condiciones psíquicas y éticas mínimas necesarias para la coordinación de un equipo de trabajo.

    A lo largo de nuestra historia hemos visto como aquellos Magistrados/as y funcionarios/as denunciados por nuesta Organización, se amparaban en su calidad de tales para esgrimir una aparencia de legalidad y prestigio que solo denostaba la función para la que habian sido elegidos.

    Nuevamente hemos logrado que las mas altas autoridades del MPF, Gils Carbo dando apertura al sumario y Casal determinando su sanción, reconozcan y sancionen el acoso laboral.

    El compromiso de nuestra Organización por una justicia sin violencia-institucional es inclaudicable, por ello a traves de la Secretaria de Protección Individual establecimos un espacio integral desde donde se trabaja en conjunto con los trabajadores y trabajadoras judiciales victimas de acoso para asesorarlas, acompañarlas y contenerlas en estos dificiles procesos.

    Sigamos trabajando contra el acoso y la violencia laboral, solo libres de ella podremos dar a la sociedad la Justicia que merece.
     
    Buenos Aires, 23 de septiembre de 2020.
     
     
    COMISIÓN DIRECTIVA NACIONAL

  • todos.jpg