SALTEMOS EL CERCO

  • Paro, desconexión y concentración
    In
    Ago 21, 2020
    Es cierto que la justicia necesita una reforma. Como trabajadores/as judiciales, hace años venimos bregando por una que sea verdaderamente integral, elaborada a partir de un PLAN ESTRATÉGICO consensuado con todos los sectores involucrados en el quehacer judicial: Corte Suprema de Justicia de la Nación, Consejo de la Magistratura, Ministerio Públicos Fiscal y de la Defensa, Colegios de Abogados y nuestra Unión de Empleados de la Justicia de la Nación.

    Está en el ADN de esta Organización Sindical -y trabajamos arduamente para ello- construir un Poder Judicial que cumpla con el rol que la Carta Magna le ha asignado: ejercer el control de los otros Poderes del Estado y dar una respuesta equitativa a quienes han visto sus derechos vulnerados. INDEPENDENCIA Y ACCESO A UNA JUSTICIA QUE SE PAREZCA A SU PUEBLO, en definitiva.

    Nada similar a este eslabonamiento de “parches” que bajo el nombre de reforma judicial, ocupa la centralidad del debate en el Senado, único cuerpo legislativo del mundo que está discutiendo qué magistrados/as habrán de juzgar su gestión, en lugar de pensar cómo frenar la recesión y el hambre.

    No hay una palabra en el proyecto que de cuenta de la EMERGENCIA JUDICIAL declarada del sistema informático y la infraestructura edilicia. Tampoco de la Obra Social que requiere con urgencia de la participación de trabajadores/as en su directorio, para aportar ese sentido de humanidad del que hoy carece. Las modificaciones introducidas ayer en el dictamen, ratifican que estamos frente a una gran improvisación.

    De lo que sí hablan es del TRASPASO de la justicia penal ordinaria al ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, detrás de la cual, harán marchar luego al resto de los fueros nacionales. Desnudando así la profundidad de algunas sociedades políticas, bien porteñas y unitarias, que pretenden desconocer que CABA es la Capital Federal de todos/as los/as argentinos/as como expresamente lo dejó plasmado el constituyente en el art. 129.

    Mientras tanto, LA INFLACIÓN NOS DEVORA EL SALARIO. Un salario que ya viene castigado por la otra reforma que ensayaron este 2020: la de nuestras jubilaciones, sin que hayan podido explicar hasta la fecha, de dónde sacaron ese disparatado 18% que nos golpea. El mismo salario con el que decidieron “hacer un gesto” (¿de qué?) pagándonos en cuotas el aguinaldo.

    Qué conveniente les ha resultado el aislamiento, ¿verdad? Con este CERCO DIGITAL que nos mantiene conectados pero lejos, mientras meten mano sobre nuestros derechos.

    Pero a los cercos se los salta. Por eso, este martes 25 de agosto, la Comisión Directiva Nacional decreta: PARO Y DESCONEXIÓN NACIONAL desde las 10hs, con CONCENTRACIÓN con distanciamiento social desde las 11hs en el Palacio de Justicia (Capital) y afuera de cada dependencia judicial (Interior).
     

    Por un verdadero PLAN ESTRATÉGICO PARA LA JUSTICIA.
    Basta de “parches” inconducentes.
    NO AL TRASPASO unitario.
    RECOMPOSICIÓN SALARIAL URGENTE.

    FRENEMOS LOS ATROPELLOS. ESTE MARTES, LA UNIÓN HACE LA FUERZA


     
    Buenos Aires, 21 de agosto de 2020.

     
    COMISIÓN DIRECTIVA NACIONAL

  • todos.jpg